Por favor, haz un clic sobre los anuncios cuando pases por mi blog, ya? =)

Un Ingeniero antitecnológico

3 comentarios
Sí, ya lo sé. Suena algo contradictorio. Y si les digo que yo soy Ingeniero en Computación, la incoherencia se hace evidente.



Y es que creo que me estoy convirtiendo poco a poco en una persona que posee cierta aversión a la tecnología. Y no es porque le tenga miedo. Al contrario, la domino bien, más que bien, me atrevo a decir.

Pero es que hay un no se qué de torcido en todo esto, que tal vez me de el material para ponerme a escribir una novela de terror acerca de algún macabro plan para acabar con el ser humano de la peor manera.

He notado que cada vez que aparece un nuevo aparato, entre la enumeración de ventajas hay una que se repite. No se dice de la misma forma, pero su escencia está siempre presente: es que ese aparato/programa/máquina/sistema/invento le facilitará la vida al ser humano. ¿De qué forma? Bueno, ahí hay variantes. He aqui algunas:

- le dará más tiempo libre
- alivianará su trabajo
- le dará acceso a más información de utilidad
- mejorará su calidad de vida
- más entretención


Pero lo más interesante es que casi ninguna se cumple. Yo veo que cada día hay más avances en la tecnología, pero no veo personas con más tiempo libre. Al contrario. La gente sale del trabajo, donde está metida durante ocho horas frente a un computador, y llega a su casa a sentarse frente a otro computador, a chatear y a bajar cosas como si el mundo se fuera a acabar mañana.

Y si bien es cierto que terminamos con varios gigas de basura, no sé si esa es la mejor forma de ocupar el tiempo libre pues ese computador, símbolo del avanzado desarrollo de la humanidad, se las arregla para tenernos siempre esclavizados allí.

Y aunque no niego que los aviones y el metro son grandes inventos, me gustaría hacer una encuesta entre sus pasajeros para saber cuántos de ellos disfrutan el viajar así. Oh, pero olvidaba que el tiempo que se gana al viajar en avión se llena con más y más trabajo, de forma que se termina disfrutando nada.

Y es que cada pedazo de tiempo libre que nos queda es llenado de alguna forma por otro artefacto tecnológico. Y ahí vienen los videojuegos, que nos dan diversión acelerada, y nos enseñan que matar es siempre divertido. Y si queremos algo más natural, podemos ver ua película de fantasía. O jugar con nuestro celular durante el viaje, sin importar el paisaje de afuera, que por si a alguien se le ocurre mirarlo, de seguro se encuentra tapizado con modernos leteros luminosos que nos animan a usar nuestro otro tiempo libre en comprar más aparatos usando otro invento moderno: las tarjetas de crédito.

Y no olvidemos los reproductores de musica portátiles, para alegrar nuestros viajes en vehículo y por la calle, mientras ignoramos a todos los demás que están anuestro alrededor. Y si nos sentimos solos, podemos chatear por el celular o empezar a mandar mensajes de texto en vex de buscarle conversación al tipo del lado, que también está con audífonos escuchando música. Aún me cuestiono el uso de los MP4. ¿Qué sentido tiene ver tv o estar en un pc en la casa, salir para alguna parte e irse viendo videos en el viaje?

Y tenemos DVD players portatiles también para que en los viajes largos veamos películas y aprovechemos el tiempo.



Y en internet tenemos abundante información de todo tema, desde el más sublime hasta el más perverso, todo al alcance nuestro con unos pocos clics. Pero esto no nos lleva a aprender cosas útiles para nuestra vida, sino a: buscar musica y videos, fotos graciosas, chistes, biografias sobre artistas o actores, información sobre series de ciencia ficción y sobre un monton de estupideces que ni nos mejoran la vida ni nos hacen mas sabios.

¿Y acaso nos extraña que cada vez hay más gente con menos inteligencia emocional desarrollada? Pues para desarrollarla se requiere interacción con otras personas, pero cada vez tratamos más con máquinas. Hasta el punto que hay gente que chateando es más expresiva, usando emoticones, que lo que es capaz de ser cara a cara. La gente deja de ser amable y se pone más fría , pues en internet todo es Aceptar o Cancelar.

Hasta cierto punto esto me intimida un poco.

Lo que es yo, prefiero caminar antes de tomar bus siempre que se pueda. Leer un libro en papel antes que desde el computador. Juntarme con mis amigos o llamarlos antes que chatear con ellos. Salir a beber cerveza a algún área verde o a la playa en vez de ver una película en grupo. Salir a correr antes que jugar en el PC. Apenas veo televisión. Leer de filosofía, dibujar, trabajar con mis manos.

Uso la tecnología para mi beneficio personal. Nunca será al revés.

3 comentarios :

Alejandro dijo...

Mmm yo podría decir:

"Hasta el punto que hay gente que borracha es más expresiva balbuseando palabras, que lo que es capaz de ser cara a cara (sobria). La gente deja de ser amable y se pone más fría , pues alcoholizado todo es Aceptable."

También podría decir:

"Aún me cuestiono el uso de los Libros. ¿Qué sentido tiene ir leyendo o estar en leyendo en la casa, salir para alguna parte e irse leyendo alguna novela en el viaje?"

Jeje, pero todos sabemos que te refieres al mal uso de la tecnología.

Saludos.

MaGoX dijo...

esta es la paradoja de la tecnologia. La tecnologia nos acerca de los que estan lejos y nos aleja de los que tenemos cerca.



"la maquina la hace el hombre, y es el hombre lo que hace con ella" Jorge Drexler - Mi Guitarra Y Vos.

Thomas dijo...

Casi un 100% de acuerdo con el post...sobre todo en cuanto a que
cada dia hay menos gente inteligencia emocional desarrollada. Lamentable...pero es un camino sin retorno el de los avances tecnologicos, y sí... yo tambien soy informático, y sí tambien soy reacio al uso desmedido de la tecnología (sobre todo la TV y el PC) ya que muchas veces nos impide relacionarnos y distfrutar de la compañia incluso de nuestros seres queridos. Bueno tu blog Jason. Saludos

Thomas Arratia