Por favor, haz un clic sobre los anuncios cuando pases por mi blog, ya? =)

¿Quién soy yo? ( ó ¿Quién eres tú?)

1 comentario


Hoy voy a hablarles acerca de un tema existencial. Una pregunta simple:

¿Quién soy yo?

Pueden preguntárselo a sí mismos. Vamos, háganlo. Miro mi reflejo en el espejo y me digo que ese soy yo. O puedo hacer memoria de los recuerdos de mi vida, y decir que ése soy yo. O puedo pensar en las cosas que me gustan, y decir que ese soy yo. O bien, decir que yo soy lo que pienso, y lo que creo.

¿Pero en verdad ese soy yo...?
A medida que le tiempo pasa, esa figura que vemos en el espejo cambia. Las experiencias de la vida van pasando, y los gustos también se modifican junto con las creencias y la forma de pensar.

Pero yo sigo siendo Yo ( así con mayúscula, como un sustantivo propio).

Cierro los ojos, me concentro y lentamente empiezo a separar de mí mis pensamientos, sentimientos, experiencias y deseos. Y aún así Algo queda. Pues pues mis sentimientos, pensamientos, experiencias y deseos existen debido a las cosas que me han pasado en la vida. Para bien o para mal, ellas han moldeado mi forma de ser, y han sazonado mi Yo y lo han modificado. Pero esas cosas son como vestiduras que uso, pues no son parte de mi escencia.

Y puedo aceptar que mi vida me ha hecho ser muy analítico con las personas, que me guste debatir, comer chocolate y ensalada, dormir hasta tarde, etc. ¿Pero soy Yo el que elige aceptar esas cosas, o son ellas las que me dominan a mi?

¿Acaso esas vestiduras de mi yo interno están tan ajustadas que no me las puedo quitar aunque lo desee?

Ser una persona libre implica liberarse de ataduras. Quizá la atadura más difícil de romper sea la que nos ata con nosotros mismos. Toda nuestra personalidad está condicionada por hechos externos o internos que han modificado nuestro Yo.

Si queremos ser libres debemos primero ser conscientes de esas ataduras. Y después podremos elegir entre aceptar las que nos gusten y desechar las que nos aprisionen.

Parte de ganar libertad implica perder nuestra personalidad. No todas las personas que buscan ser libres desean este tipo de libertad.

1 comentario :

Helena dijo...

angel! si es que te llamas asi tienes un nombre lleno de misticismo, magia y ternura! m agrado tu blog, sabes m encanta tolkien tambien y las adaptaciones de las peliculas son muy buenas....
respecto a tu entrada... caray... lo mismo me pasa, me pregunto quien soy yo y a pesar de que nunca llego a la respuesta, las sensaciones y pensamientos que vagan en mi existencia me envuelven en un mundo diferente... sin al necesidad de ser tangible.
espero que seguido pases por mi blog, trataré de hacerlo con el tuyo. ciao.