Por favor, haz un clic sobre los anuncios cuando pases por mi blog, ya? =)

Las emociones y la Zona de la Suerte Absoluta

3 comentarios

En una serie de animé que se llama La Visión de Escaflowne -de la que no daré mayores detalles acá por no ser necesario- un tipo llamado Isaac logra crear una máquina que cuando se activa hace que todos los deseos de las personas se hagan realidad -lo que él llama la Zona de la Suerte Absoluta. Esto sin embargo, en vez de hacer felices a las personas, hace que se cumplan sus más grandes temores, transformandolo todo en una horrible pesadilla de muerte y destrucción.

La explicación que allí se da es que la gente, dominada por sus emociones y sus temores, inconscientemente piensa en cosas malas, y la máquina hace realidad esos pensamientos. Y que si en verdad las personas quieren que se cumplan sus deseos, deben ser capaces de liberarse de las emociones y proyectar lo que quieren en sus mentes.

No deja de ser una observación interesante, ¿no creen?

Para quienes sepan de la Ley de Atracción esa conclusión puede ser muy reveladora.

Para quienes solo traten de vivir mejor, la reflexión puede servir también. ¿Cuántas veces nos pasa que queremos hacer algo, nuestras emociones logran dominarnos y al final lo que hacemos resulta muy distinto a lo que queríamos hacer? ¿Cuántas veces hablamos de que queremos cambiar mientras por dentro tenemos un intenso temor al cambio? ¿Cuántas veces hemos querido decir 'lo siento' pero nuestro orgullo nos paraliza? ¿Cuántas veces hemos querido oponernos a algo, pero la verguenza nos frena?



Las emociones son una parte imprescindible de cada uno de nosotros. Pero si nos dejamos dominar por emociones negativas podemos pasar años preciosos de nuestra vida haciendo y diciendo cosas que en verdad no deseábamos, hasta el punto de que la persona que somos por dentro sea muy distinta a la que ven los demás.

Existe una pequeña historia llamada "Parábola del árbol que cumplía los deseos", que habla de un hombre que se sentó bajo un árbol en el paraíso. Y cada cosa que al hombre se le venía a la mente, el árbol se lo concedía. El hombre quiso comida, el árbol se la dio; el hombre quiso agua, el árbol se la proveyó; el hombre tuvo miedo y pensó que habían fantasmas cerca, y el árbol creó los fantasmas; el hombre tuvo miedo y pensó que los fantasmas lo matarían, y así fue.



Por el contrario, si logramos equilibrar nuestras emociones con el resto de nuestro ser las satisfacciones pueden ser muchas. El poder ser libres de nuestras ataduras es la recompensa que se nos ofrece.

3 comentarios :

Carly dijo...

Sierta forma tienes razon hacerca de tu post sin embargo no te has dado cuenta que el humano es capaz para cambiar asi es y estamos en lo correcto. Pero pues todo tiene un porque y el motivo porque seamos de una forma y no saquemos a plomo lo que sentimos. Mientras siga ahi el motivo de nuestro cambio no podremos cambiarlo seria cuestion de cortarlo de tajo aunque eso conyeva a mas sentimientos y problemas sentimentales como ves????

victoria dijo...

He pasado para desearte una linda entrada de semana y que sigas con unospost tán interesantes que debemos reflexionar..Con cariño Victoria

victoria dijo...

Ya meiva a la cama cuándo he visto tu mensaje,gracias por dejar tu huella en uno de mis blogs por el cual es una lucha continua por la crueldad,pero alleerte lo que me contabas , me he sentidomál de las atrocidades de lospollitos y lo demás,que injusto es esta sociedad y cuánta crueldad hay en todos los sentidos..Gracias amigo.Con cariño Victoria..que tengas buenos sueños.