Por favor, haz un clic sobre los anuncios cuando pases por mi blog, ya? =)

Acerca de la intuición y la racionalidad

No hay comentarios

"-La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. 
Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo."
- Albert Einstein

Intuición... una palabra que años atrás me sonaba a algo como 'pensamiento no racional no fundado en bases sólidas, cambiante y poco fiable'. Aunque con el paso del tiempo puedo estar agradecido de haberme dado cuenta de algunas cosas y llegado a ver los hechos desde otra perspectiva.

¿Intuición? Según Wikipedia, "La intuición es un concepto extraído de la epistemología que describe aquel conocimiento que es directo e inmediato, sin intervención de la deducción  o del razonamiento, siendo habitualmente autoevidente".  En palabras sencillas, es como si te hicieran una pregunta y se te viniera a la mente la respuesta, pero sin pasar por pensar en la pregunta y mediante un razonamiento lógico, llegar a la respuesta correcta.

 

Un salvaje de alguna tribu perdida de África sale a buscar animales  para alimentar a su gente. Temprano en la mañana se levanta y se dirige a la selva. Encuentra huellas en la arena y deduce que un animal estuvo allí hace poco. Sigue su rastro y se fija en la hierba pisoteada, en las ramas dobladas, y va tras él. Se coloca en contra del viento para no ser olfateado por el animal. Mediante las señales dejadas puede saber si está herido o si anda perdido. Lo sigue por horas. Lo encuentra y lo caza.
Pero si alguien le pide al salvaje que explique cómo fue que encontró al animal, este difícimente sería capaz de hacerlo. Su mente conoce el método y podría enseñarselo a alguien de su tribu, pero no mediante una secuencia de pasos racionalmente descritos, sino por estímulos y reacciones. Tal vez eso podría decirse que se logra por medio de la intuición.


Pero en nuestros colegios no se nos enseña a desarrollar la intuición. Cada pieza de conocimiento se dezmenuza en pequeñas partes, las cuales se nos exige sean asimiladas por nuestro lado racional, el cual debe memorizar una serie de reglas que explican la existencia y comportamiento de cada pieza. Y no creo que esto sea necesariamente malo, pues yo también me considero una persona bastante analítica de las situaciones. Sin embargo, esta fe ciega que hemos otorgado a la racionalidad nos ha hecho creer que es la cualidad superior a todas las otras. Y desperdiciamos todos los beneficios de la intuición, de lograr ese conocimiento "directo e inmediato, siendo habitualmente autoevidente", es decir,  conocimiento obvio aunque no contemos con el fundamento para explicar el por qué.
Permítaseme ofrecerme a mí mismo como ejemplo esta vez: mi madre me enseñó a leer a los tres años y medio y desde ahí no he parado de leer libros tras libros. Mi lenguaje se enriqueció antes que la mayoría de los niños de mi edad, tanto en palabras y expresiones como en ortografía. Cuando escuchaba una palabra, inmediatamente sabía como se escribía, aunque no podía explicar cómo lo sabía. 

Años después, cuando aprendí acerca de ortografía, pude conocer las reglas por las cuales una palabra se escribía de tal o cual manera. Sin embargo, al tratar de memorizarlas me parecían tan rudimentarias, tan rebuscadas que casi pensé que no valía la pena  aprenderselas.  Es como el tener que memorizar instrucciones para caminar: 'primero levante la pierna izquierda y coloque el pie delante del cuerpo, entre 30 y 40 centímetros de distancia; luego desplace el peso del cuerpo hacia la pierna izquierda y levante la pieran derecha...'.
Mi duda es ¿cuántas cosas más podremos aprender mediante la intuición, si nos dedicáramos a ello? Los 'enfermos' mentales llamados savants, autistas genios poseen habilidades intuitivas para tocar instrumentos, resolver problemas matemáticos, pintar, ver los detalles, etc., tiene un cierto tipo de conocimiento intuitivo. Muchas creencias orientales enseñan que el desarrollo de  la intuición no es sólo algo deseable, sino necesario para el correcto crecimiento de la persona.
Pero en nuestra sociedad la racionalidad es el dios de turno. Pero eso no significa que sea lo correcto. Y permítaseme repetir la frase de Einstein:  "La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo."




No hay comentarios :